25 de mayo de 2011

Review: Down To Nothing "All my sons" (2011)

 Por Fernando Suarez.

-Down To Nothing “All my sons” (2011)
En un despliegue de producción internacional, nuestros amigos de Varsity (ya saben, el sello independiente regenteado por la gente de Reconcile) nos traen esta re-edición de “All my sons” (editado originalmente en vinilo en 2010) con el agregado de los temas pertenecientes al split compartido con 50 Lions, todo a cargo de Down To Nothing, auténticos paladines del Straight Edge de Richmond. El disco viene con una cuidada presentación (amen de un pequeño error en el orden de los tracks), letras en inglés y castellano y un arte de tapa que sirve como claro indicador de lo que encontraremos en materia musical. Sí señores, esto es Hardcore de pura cepa, rabioso, adrenalínico, despojado de sutilezas y pletórico de ese empuje físico tan urgente como revitalizador. Por supuesto, más allá de las influencias (podemos mencionar nombres como Judge, Ten Yard fight, Chain Of Strenght, Side By Side o sus coterráneos 4 Walls Falling y Time Flies) y del respeto por las tradiciones, el quinteto se las arregla para desplegar una propuesta con la suficiente personalidad y un sonido sencillamente apabullante. De hecho, bien podríamos hablar de una refrescante puesta al día del viejo sonido Youth Crew, con algunas guitarras de tono un tanto más metálico (pero nada de Metalcore, ojo) y hasta cierto dejo melódico no tan alejado de lo hecho por un grupos como Better Than A Thousand o Bane, por citar un par de ejemplos. O sea, no se trata de material vanguardista o innovador ni pretende serlo, esto es una patada en la mandíbula tras otra, sin respiros ni concesiones, con las venas a punto de estallar y los músculos en constante tensión. Y es que en estos casos vale más la energía que transmiten las canciones que los rebusques instrumentales o compositivos. De todas formas, el grupo suena ajustadísimo, con una potencia explosiva y una solidez que sólo se logra a través de un arduo trabajo musical. Claro, la sensación es que en vivo deben ser una auténtica bomba, así que esperemos algún poder comprobarlo en algún escenario local. En fin, Hardcore por el Hardcore y para el Hardcore. Ni más ni menos.

3 invocaciones del cosmos:

harcore por el hardcore y para el hardcore... eso suena muy desalentador

necesitás una hamburguesa ¡urgente!