30 de agosto de 2011

Review: Today Is The Day "Pain is a warning" (2011)

 Por Fernando Suarez.

-Today Is The Day “Pain is a warning” (2011)
Casi veinte años de servicio ininterrumpido y la Pequeña Orquesta Enervante de Steve Austin no detiene su marcha en pos de derretir neuronas, pulverizar articulaciones y perturbar los sentidos. Today Is The Day es una entidad propia, no entra en ninguna categoría específica y, sin embargo, su influencia se siente fuerte en casi todo aquel que haya intentado alguna vez acercar los modismos más enroscados del Noise-Rock, la Psicodelia y el Rock Progresivo al frenetismo del Metal y el Hardcore extremos. Es de esas bandas que ya cuentan con un sonido propio y distintivo (gracias a las particulares vocalizaciones del Reverendo Austin, a sus siempre deslumbrantes seis cuerdas y a la amplitud de miras con la que encara sus composiciones) y, aún así, siempre se las arreglan para proponer alguna vuelta de tuerca en cada disco. En el caso de “Pain is a warning”, podríamos decir que se trata del trabajo más Rockero del trío (acompañan aquí al mencionado líder Ryan Jones y Curran Reynolds, base rítmica de los metaleros experimentales Wetnurse), aquel donde toda la enfermedad y la histeria que se espera de ellos se ve condensada en canciones musculosas, contundentes pero sin irse demasiado a los extremos, guiadas por un inagotable arsenal de riffs y sostenidas por ritmos que privilegian la solidez al despliegue de golpes inconexos de antaño. Por supuesto, cuando esta gente toma influencias de clásicos como AC/DC, Pink Floyd o Led Zeppelin y las pasa por su filtro personal de punzante demencia, la cosa termina acercándose más a unos Melvins siniestros o a unos Neurosis en pleno ataque de epilepsia. De todas formas, y como ya señalamos, la identidad de Today Is The Day se mantiene intacta, allí están esos chillidos desesperados de Austin (siempre recubiertos de extraños efectos y distorsiones), esos riffs disonantes e intrincados que trastocan la mente, esos climas de asfixiante agonía lisérgica, esos ocasionales pasajes melódicos que turban el ánimo, esos arranques que ponen los nervios de punta y esa sensación de libertad psicótica en la que pueden convivir los más refinados rebusques musicales con las sensaciones más sórdidas del espíritu humano. El punto es que, mientras que otros discos del grupo se ponían más del lado del Metal extremo (“In the eyes of god”, “Kiss the pig”) o de la experimentación Noise/Industrial/Alucinógena (“Temple of the morning star”, “Sadness will prevail”), aquí la cosa pasa por otro lado, ganando crudeza en las composiciones (probablemente sean las nueve canciones más gancheras y directas en toda la historia de la banda...aunque eso no es garantía de nada) pero manteniendo un sonido claro, cuidado y tremendamente energético. En fin, Today Is The Day siempre es garantía de calidad y esta no es la excepción. Ideal para rockear mientras tratamos de sacarnos el chaleco de fuerza.

1 invocaciones del cosmos: