29 de noviembre de 2012

Reviews Express.

Por Fernando Suarez.



-Deftones “Koi no yokan” (2012)
Yo no sé cómo hacen estos tipos pero parecen ser incapaces de sacar un disco malo o, al menos, mediocre. El estilo es más o menos el mismo de siempre pero el nivel de las canciones no baja, así que a disfrutar.


-Earth House Hold “When love lived” (2012)
Desde San Francisco, un tal Brock Van Wey nos trae su proyecto unipersonal de Electrónica relajada, bailable, melancólica y con tintes casi espaciales. Ideal para musicalizar momentos de calma y reflexión.


-Further Seems Forever “Penny black” (2012)
Chris Carrabba (ya saben, el chico lindo que lidera Dashboard Confessional) vuelve a su primer amor (que, de todas formas, se las había arreglado por algunos años con otros vocalistas) y, juntos, nos traen un poco de ese Emo bonito y Popero de fines de los noventas.


-John Zorn “A vision in Blakelight” (2012)
Esta vez, el maestro neoyorquino utiliza su pequeña orquesta Jazzera (entre los músicos involucrados, podemos encontrar a gente como Joey Baron, Trevor Dunn y John Medeski, entre otros) para homenajear a la mitología espiritual creada por William Blake. Y lo hace con composiciones elegantes, de tono abiertamente melódico pero sin resignar nunca la variedad de recursos, la complejidad armónica ni los ocasionales arranques de oscuridad.


-Kevin Seconds “Don’t let me lose ya” (2012)
El eterno líder de 7 Seconds nos trae otra ronda de preciosas canciones Country/Folk, tan simples como emotivas, probando, una vez más, que las raíces folklóricas les sientan más que bien a los viejos Punkys.


-Lento “Anxiety despair languish” (2012)
Los tanos instrumentales vuelven con su trabajo más metálico y Progresivo al mismo tiempo. No olvidan la gordura Sludge pero se animan con tempos más rápidos, climas de oscuridad que bordean el Black Metal, rítmicas trabadas a la Meshuggah y composiciones tremendamente intrincadas.


-Neil Young & Crazy Horse “Psychedelic pill” (2012)
Si Neil Young quiere sacar más de un disco por año, puede hacerlo. Si quiere editar un disco doble cargado (como su título lo indica) de densas, deliciosas, mugrientas y extensas zapadas alucinógenas, puede hacerlo también. Y si quiere, a pesar de ello, mantener el respeto por las melodías emotivas y los aires Folkys, no hay nada que pueda (o deba) impedírselo.


-Raime “Quarter turns over a living line” (2012)
Este dúo londinense se erige como mi revelación personal del año. Una particular cruza de Dark-Ambient, Dubstep, Drone, Psicodelia oscura y hasta ciertos guiños casi Industriales, que puede remitir tanto a Lustmord, YOGA, Blackmouth o Throbbing Gristle como al Earth más atmosférico o al Ulver más experimental, dando como resultado final un producto absolutamente personal y adictivo.


-Strife “Witness a rebirth” (2012)
Como el título lo indica, estamos en presencia del renacimiento de una de las bandas más representativas del Hardcore-Metal de los noventas, esta vez con Igor Cavalera (viejo fan de Strife) como baterista invitado. No esperen sorpresas ni vueltas inesperadas, doce temas en poco menos de media hora, palo y al mosh.


-The Blood Of Heroes “The waking nightmare” (2012)
Este auténtico supergrupo de la Electrónica más extrema (Bill Laswell, Justin Broadrick, Submerged, Enduser y varios vocalistas invitados ) vuelve a la carga con un disco que explora, justamente, los extremos de desolación y virulencia sónica, alimentando los primeros con mayor peso melódico y los segundos con rítmicas aún más agresivas.

22 de noviembre de 2012

Anne Des - The Green Scar





Anne Des es el alter ego de Adrián Medinas, ex batero de Mvrallas, gestor y creador de Las Luces Blancas ediciones y actual manipulador sonoro de Asilo. En este emprendimiento solista el joven e inquieto músico de Pilar se anima a meterse en las oscuras y tenebrosas aguas del dark folk y el shoegaze, con resultados que recuerdan un poco a las partes calmas de Ulver, los rasguños áridos de Pygmy Lush o por momentos hasta los delirios lisérgicos de David Tibet. Despojado y siniestro, para escuchar a la noche y dormir con la luz encendida.



Descargalo acá

19 de noviembre de 2012

Reviews Express.


Por Fernando Suarez.


-...And You Will Know Us By The Trail Of Dead “Lost songs” (2012)
Dieciocho años de carrera ininterrumpida y estos texanos no pierden la magia. Este octavo disco nos trae doce canciones redondas y sumamente energéticas, balanceando, como siempre, el empuje Punk con un alto grado de elaboración musical y melodías (muchas de ellas con un tono más bien Folky) tan bellas como emotivas.


-Between The Buried And Me “The Parallax II: Future sequence” (2012)
Siendo un tanto cruel, podría decir que este séptimo disco de Between The Buried And Me es como un Dream Theater actualizado y mejorado (notablemente, hay que decirlo), especialmente gracias a sus aún latentes conexiones con el Metal extremo y a cierta locura de tintes claramente Mr. Bungleros. Ideal para amantes de lo Progresivo en toda su amplitud.


-Bojanek & Michalowski “As far as it seems” (2012)
Este dúo polaco anduvo de gira con Submerged y Scorn, así que sus credenciales de Electrónica mugrienta y opresiva están al día. Curiosamente, este no es material abrasivo pero sí bastante oscuro, en la forma de un Ambient cósmico sumamente flashero.


-Ehnahre “Old Earth” (2012)
Bueno, esta gente siempre estuvo del tomate y no van a cambiar justamente ahora. Cuatro nuevas piezas (no califican como canciones) y treinta y siete minutos y medio de ese particular Avant-Doom-Death-Noise-Free-Jazz asfixiante y surrealista.


-Isis “Temporal” (2012)
Isis se separó en 2010 y sigue igual, así que no se ilusionen. “Temporal” compila (en dos cd’s) varios demos, remixes, rarezas (covers de Black Sabbath y Godflesh incluidos) y versiones inéditas, ideal para que los fans más acérrimos disfruten como locos y para que el resto prefiera volver a “Oceanic” y/o “Panopticon”.


-Millions “Failure tactics” (2012)
Tras un más que auspicioso álbum debut (“Gather scatter”, de 2009), estos oriundos de Chicago llevan su combinación de Noise-Rock, Post-Hardcore y Math-Rock a niveles aún más altos de intensidad y agresión. Imaginen algo así como el hijo bastardo de Drive Like Jehu, Killdozer y The Martians, y estarán más o menos preparados para lo que se les viene encima.


-Photek “KU:PALM” (2012)
Con sus primeros ep’s y, especialmente, con su álbum debut (“Modus operandi”, de 1997), Rupert Parkes (tal el nombre detrás de Photek) se ganó un lugar como uno de los arquitectos más intrincados y oscuros del Drum N’ Bass. Luego vendría “Solaris” (en 2000) y la cosa se iría por carriles de Electrónica más accesible, bailable y luminosa. Este regreso encuentra al británico manteniendo el foco en las pistas de baile pero sumando una cierta lobreguez cercana al Dubstep.


-Pig Destroyer “Book burner” (2012)
Cinco años pasaron desde el previo “Phantom limb” pero Pig Destroyer mantiene su lugar en el pedestal del Grindcore, con una visión del género tan particular como enfermiza. Ya no sorprenden como antes pero, de todas formas, resultan estimulantes e intensos.


-Soundgarden “King animal” (2012)
Se me hace prácticamente imposible no medir este regreso discográfico de Soundgarden contra los bodrios desastrosos que fueron la carrera solista de Chris Cornell y su paso por Audioslave, lo que pone a “King animal” como un seguro ganador, aún cuando pierda en comparación con el resto de la discografía del grupo. En fin, digamos que es una continuación decente de “Down on the upside”, lo cual alcanza como para despuntar el vicio.


-The United Sons Of Toil “Forces of production” (2012)
El Post-Hardcore y la Electrónica más experimental no suelen ser dos universos fácilmente reconciliables. Por supuesto, nuestros amigos revolucionarios de Madison se atreven a eso y, encima, logran, a través de estos volados remixes, resaltar la cara más emotiva de su música.

14 de noviembre de 2012

Reviews Express.


Por Fernando Suarez.


-Treponem Pal “Treponem pal” (1989)
En el mismo año en que Godflesh nos traía el Apocalipsis hecho sonido con su monumental “Streetcleaner”, estos franceses debutaban con una obra un tanto más modesta pero, de todas formas, atractiva (con un gustito nada despreciable, en las guitarras, al Voivod de aquellos años) para todo amante de la opresión, la disonancia y la mala onda que se precie de tal.


-Seam “The problem with me” (1993)
El término Indie-Rock no me alcanza para hacerle justicia a los liderados por el ex Bitch Magnet, Sooyoung Park. Es más, ni siquiera creo que haya un rótulo específico que sirva para describir la intensidad y la emoción con la que esta gente logró trazar puentes musicales entre bandas como Slint, Codeine, Pixies, My Bloody Valentine, Superchunk, Sonic Youth o Archers Of Loaf (sólo para que se hagan una idea) y, aún así, mantener una vibrante identidad propia.


-Obituary “World demise” (1994)
El hecho de que un grupo tan tozudo en su interpretación del Death Metal como Obituary intentara el único atisbo de cambio musical en 1994 demuestra que esa fue una década extraña. El énfasis que “World demise” pone en la simpleza groovera no debería resultar tan extraño si tenemos en cuenta que los propios miembros de Obituary se declaraban, por ese entonces, bastante atraídos por los sonidos de bandas como Helmet y Smashing Pumpkins. Si a eso le suman los ocasionales climas pseudo-Industriales, las percusiones adicionales y (por única vez en la carrera de los floridanos) las letras ancladas en problemas del mundo real, entonces casi se podría decir que este fue su propio “Chaos A.D.”.


-Corn Flakes “Double bed” (1995)
Los pioneros catalanes del Power-Pop alcanzaban aquí su momento más álgido de emotividad y canciones redondas. Melodías preciosas, letras inteligentes y sugestivas y un sonido más pulido y controlado pero que todavía guardaba resabios de su amor por Hüsker Dü.


-Svelt “Souvenir” (1996)
Por un lado, podríamos decir que Svelt era algo así como la cruza perfecta entre Nirvana y Jawbox. Lo cual ya está bastante bien. Por el otro, podríamos ver a este trío como parte importante de una no muy conocida escena noventosa de Portland (junto a bandas como Sprinkler, Pond, Hazel o Thrillhammer) que exploraba un camino intermedio entre la mugre del Grunge y el nerdismo del Post-Hardcore.


-All Scars “Early ambient” (1997)
Sabiendo que por su formación pasaron integrantes de grupos como Fugazi, The Evens, Beefeater, Fidelity Jones, The Nation Of Ulysses o French Toast (entre otros), no estaría fuera de lugar considerar a All Scars como una especie de supergrupo (el nombre bien puede ser un chiste al respecto) del Post-Hardcore washingtoniano. Si tenemos en cuenta que éste álbum debut está compuesto por diversas tomas de dos sesiones de improvisación, podemos hacernos una mejor idea de sus pautas musicales. Y, si no, podemos mencionar el espíritu rabiosamente experimental de Happy Go Licky, el Fugazi más desestructurado y hasta algo de los momentos más aventureros de Sonic Youth.


-Catharsis “Passion” (1999)
Un auténtico clásico. Muchos tomaron nota pero muy pocos (por no decir ninguno) lograron igualar la intensidad con la que estos anarquistas nos presentaban su combinación de Hardcore, Crust, Metal, oscuridad apocalíptica e incendiarias proclamas políticas.


-The Suicide Machines “The suicide machines” (2000)
Debo confesar que éste es el único disco de The Suicide Machines que me gusta y es también, casualmente, el que la mayoría de sus fans detestan. Es que aquí, en lugar de ese Ska-Punk combativo por el que suelen ser conocidos, estos oriundos de Detroit se despachaban con un Punk-Pop (apenas matizado con algún que otro toquecito de Hardcore más crudo) de sabor entre Ramonero y Beachboysesco, y con canciones tan redondas que dan gusto.


-Drowningman “Rock and Roll killing machine” (2001)
Contemporáneos de bandas como Cave In (con quienes compartieron sello discográfico) y The Dillinger Escape Plan (con quienes compartieron giras y un split), estos oriundos de Vermont podían condimentar su caótico Mathcore Coalescero con intensos pasajes emotivos que pondrían verdes de envidia a los muchachos de Glassjaw, sin que dicha mezcla suene forzada o incoherente.


-Sweethead “Sweethead” (2009)
Si a mí me dicen que la  receta es: Queens Of The Stone Age más Garbage más Blondie más Hole, es probable que uno de esos ingredientes no sea de mi total agrado pero, si tengo en cuenta que las mentes maestras detrás de este proyecto bautizado como un tema de David Bowie son miembros de los mencionados QOTSA, así como de Failure, A Perfect Circle, Handsome y la Mark Lanegan Band, entonces no debería sorprenderme de que los resultados sean, al menos, auspiciosos.

9 de noviembre de 2012

Asilo - Geografías / Wardance



Asilo son cuatro personas, es música pesada tercermundista, es catarsis, es adoración al doom y al sludge, es la humilde expresión de sentimientos revulsivos que salen desde el fondo del alama de esos cuatro, es una torpe pero sentida lucha por mantenerse autogestionados, es el horror del mundo que nos rodea, es la decrepitud de la vida cotidiana, es un poco de Corrupted, es un poco de Godflesh, es un poco de Monarch!, es un poco de Thou, es un poco de Eyehategod, es un poco de Unearthly Trance, es un poco de Throbbing Gristle, es un poco Killing Joke, es un poco de The Cure... esto es Asilo.

Geografías / Wardance es un adelanto del próximo disco.


Descargátelo acá

8 de noviembre de 2012

Reviews Express.


Por Fernando Suarez.


-Converge “All we love we leave behind” (2012)
Converge nunca falla. Cada uno de sus discos es una potente descarga de electricidad que se siente en el cuerpo, la mente y el alma. Y, encima, siempre traen alguna que otra variante sorpresiva, como para no aburrir.


-Death Grips “No love deep web” (2012)
Los Hip-hoperos hipsters (¿Hipster-hoperos?) traen nuevo material a menos de siete meses de la edición de su álbum previo (“The money store”). Se trata de un trabajo menos ruidoso pero más oscuro e igualmente agresivo y, sí, lo que se ve en la tapa es un pito.


-Devin Townsend “Epicloud” (2012)
El prodigio canadiense se despacha con otro de esos opulentos platos, repletos de sabores y texturas sorprendentes, pero siempre atentos al buen gusto a los que nos tiene acostumbrados.


-Godspeed You! Black Emperor “’Allelujah! Don’t bend! Ascend!” (2012)
Debo admitir que nunca fui un gran fanático de estos canadienses aunque reconozco que ejercieron una influencia enorme en el amplio espectro del Post-Rock. Diez años después de su último trabajo de estudio (“Yanqui U.X.O.”), los tipos vuelven y mantienen intacta su impronta épica, sus extensos desarrollos cinematográficos y sus enmarañadas orquestaciones instrumentales.


-Hex Machine “Fixator” (2012)
Bueno, estos tipos hacían un más que aceptable revival de Noise-Rock noventero pero ahora se pusieron las pilas y adquirieron una vibrante personalidad, sumando a las esperables influencias (un poco de Unsane por aquí, bastante de The Jesus Lizard por allá) un no-sé-qué que me remite a las mejores horas del Voivod más retorcido.


-Jodis “Black curtain” (2012)
Si pensaban que “Secret house” (el disco con el que esta especie de supergrupo debutó en 2009) era un trabajo minimalista y atmosférico, aquí Turner, Plotkin y Wyskida (si no saben quiénes son, usen el google) van por más. Ritmos casi ausentes, melodías tan hermosas como descorazonadoras, guitarras que rellenan cada hueco sonoro sin necesidad de abusar de la distorsión, voces muy trabajadas y un atrapante y particular clima de densidad etérea.


-Stinking Lizaveta “7th Direction” (2012)
Séptimo trabajo de este trío instrumental ideal para deleitar tanto a fans de King Crimson como de Black Flag o Sonic Youth. Una panzada de Rock guitarrero, contracturado y lleno de ideas.


-The Broderick “Free to rot, free of sin” (2012)
El nombre puede llevar a engaños pero estos son cinco australianos bien enojones, haciendo una especie de Metalcore noventoso, oscuro y disonante, que no se priva de flirtear con momentos más técnicos a la Meshuggah y hasta rebajes bien densos.


-The Corin Tucker Band “Kill my blues” (2012)
Segunda entrega solista (bueno, tiene una banda pero ustedes me entienden) de la ex líder de Sleater-Kinney y todo sigue más que bien. Doce canciones cargadas de esa rabiosa emotividad que energiza y conmueve al mismo tiempo.


-Victim! “This is what you love, young man, and it isn’t beautiful!” (2012)
Segunda entrega del proyecto unipersonal de Cadu Tenório (miembro de Sobre A Máquina, visitantes habituales de estas reviews), donde nuestro muchacho da rienda suelta a su pasión por el ruido más ruidoso. Ojo, esto es Noise jodido y abstracto pero con las suficientes variantes y un afilado sentido compositivo que espanta cualquier atisbo de aburrimiento y logra generar una inquietante tensión a lo largo de los ocho temas que componen la placa.

6 de noviembre de 2012

Jénifer Pérez - Jénifer Pérez


Jénifer Pérez es la banda de nuestro amigo Marcos, ex Joseph Merrick y actual mentor del Frente Psicodélico, ente musical con el que compartimos algunas músicas e ideales (aunque nosotros no nos drogamos tanto como ellos). En este debut musical el trío de Adrogué se despacha con un viaje adrenalínico y volado a la vez, por momentos intenso, riffero y ajustado, por momentos espacial, en viajes astrales que nos pasean por el dub y la psicodelia, pero una psicodelia que no remite tanto a la improvisación, sino que resulta mucho más fluida, en el más orgánico de los sentidos posibles. Los tres sí que saben rockear y no solo eso, sino que también saben como manejar la dinámica de su música en pos de resultados muy efectivos. A no perdérselos.

Bajátelo acá